Pensamientos AD51

Quisiera poder acariciar tus preciosos cabellos por la mañana y que me despertara el jugueteo de tu lengua con la mía. Quisiera poder saborear tu exquisita saliva y embriagarme con el calor de tu cuerpo, pero sé que mi imaginación, de seguir así, me terminará solo destruyendo.

.

Y, al final, ¿qué hay de nosotros? ¡Absolutamente nada! Solo un fracturado recuerdo colapsando en el éxtasis de una locura que jamás podría ser.

.

Esta historia tan lúgubre e hiriente para ambos ha tocado fondo. Entiendo que tú seguirás con él y que, pese a todo, yo no podría ser quien repose en el dulce néctar de tus labios.

.

No sabes cuánto me gustaste desde el primer momento en que te vi, con esos resplandecientes ojazos tan únicos de ti, con esa inmaculada sonrisa que removía cada mancha de tristeza en mí. Sé que no eres para mí, pero, aun así, no dejaré de pensarte, y cada poema que escriba siempre tendrá una sola razón: lo que tu alma impregnó en lo más profundo de mi corazón.

.

Quizá, después de todo, sí es un pecado amarte. Tal vez es algo imperdonable el haberme enamorado de ti, pero te juro que no pude decidir. Cuando menos lo buscaba y más lo negaba, no pude evitar saber que mi corazón ya solo latía gracias a ti.

.

Solo añoraba ya la muerte, vivía pensando a cada momento en el suicidio. Odiaba cada faceta de mi existencia y aborrecía cada parte de mi cuerpo. Pero entonces te conocí y todo cambió tan radicalmente, pues tu angelical silueta y tu etéreo encanto se impregnaron en las oquedades más profundas de mi ser.

Amor Delirante


About Arik Eindrok
Previous

Pensamientos RT33

Pensamientos EHD40

Next