Belleza Indulgente

Suciedad cobijada bajo la falsa belleza y la lujuriosa necesidad

Bajeza matizada con el dulce aroma de la perenne satisfacción

Monos de aquí para allá, buscando su banalidad ejercitar

Pobres tontos, vagando en un laberinto de piernas sin cesar

.

La noche oculta la bestialidad acontecida en cada habitación

Donde aquellos depravados intercambian horrores y vil sudoración

Donde aquellas piernas se abren gracias al irreal y deplorable dios

Cuán decadente debe ser aquella raza para pagar por fornicar

.

En las calles húmedas y hediondas pululaban lobos hambrientos

Y demacradas princesas ofrecían sus encantos con tal de sobrevivir

Para ellas la dignidad y los sentimientos estaban enterrados por siempre

Los colores y el amor les habían sido arrebatados a cambio del dinero

.

Su interior sangraba, pero su infame destino había ya languidecido

Se rumoraban ciertas asquerosidades, algunos promovían lo envilecido

Muchos consumían aquella basura por placer, otros por necesidad

Todos eran esclavos sin razón de una insensata obnubilación

.

Cansados volvían ya los lobos al hogar, tan contaminados de pestes

Donde la sombra de la felicidad aguardaba paciente y dispuesta

Pero no había ya deseos por satisfacer, solo entregarse al fenecer

Desfallecer ante el olvido con tal de aparentar ser honrado y fiel

.

Tales conductas no demostraban sino la verdad parapetada por las máscaras

Los rostros pestilentes se mostraban plenamente al recoger las cáscaras

Cada trozo de sublimidad había caído, la falsedad había triunfado

Una y otra vez se jugaba a lo mismo con tal de vivir siendo humano

.

Cuánta tristeza escondida en aquellos atuendos reveladores y vistosos

Cuánta agonía acumulada en el almizcle y las pinturas para cubrir el despojo

Cuánta miseria esparciéndose alrededor de los lobos y las endemoniadas

Y cuán imprescindible resultaba para el mono el lenocinio enaltecer

.

Libro: Corazones Pegajosos


About Arik Eindrok

Deja un comentario

Previous

Pensamientos AD4

Conjugación

Next