Pensamientos EHD6

Y, cuando miro el inmarcesible resplandor que se oculta en tu iridiscente mirada, siento que aún tengo la fuerza suficiente para desmenuzar mi sombría miseria y torturarme un poco más en este desvarío de existencia putrefacta.

.

Tú me inspiras a suicidarme, y eso es, desde la perspectiva del caos existencial, lo más hermoso que pueda tener en mi retorcida cabeza.

.

Matarse comúnmente se enseña como algo malvado, terrible y hasta impuro en la sociedad de los humanos. Pero ¿no es esto solo una muestra más de la ignorancia y el miedo que invade las entrañas de la gran mayoría cuando se niegan a aceptar la única forma verdadera de amor propio? Y es que, en realidad, el suicidio parece ser lo único que le queda a una raza tan adoctrinada y estúpida como la humana.

.

¡Quién iba a imaginarse que los humanos ensuciarían de este modo tan repugnante y violento la existencia! Verdaderamente nunca debió habérseles concedido tan magnífico regalo, pues lo único que saben hacer es reproducirse, crear guerras y envilecerse cada día de su miserable, patética y asquerosa vida.

.

Sexo y dinero, no hay nada más. Al final la existencia y su posible sentido quedan reducidos a estos dos conceptos en el mundo humano. Pero ¿qué se le va a hacer? Así de podrida está la execrable esencia de aquellos quienes se imaginan ser los amos del todo, cuando no son sino simples títeres cuyo único destino es la decadencia.

.

Libro: El Halo de la Desesperación


About Arik Eindrok
Previous

Inopia Terrenal

Capítulo XV (EEM)

Next