Cárcel Interna

La cárcel me ató a esta innecesaria experiencia terrenal

Todavía demasiado inexperto en el manejo de la supremacía

Enterrado y descuartizado yace el deseo de morir para evolucionar

Estaba asustado y la mandé callar, ahora de mí se apoderará

.

He estado añorando un nuevo paraíso sin descuidar mi banalidad

Uniendo las piezas para desvanecerme entre el caos y la eternidad

Llegando es como despierta el gigante en su tumba inveterada

Basta ya de mentiras, necesito despertar y consumir la adivinación

.

El anhelo de fornicar permanece tan latente como el día de la caída

Aquella primera vez cuando se encendieron los símbolos externos

No obstante, dejó intencionadamente intacta mi iridiscente alma

Pero ¿para qué? ¿Para desperdiciarla en esta frívola emanación carnal?

.

Escuché su voz cuando aún no conseguía trascender al segundo nivel

Treinta y tres veces susurraron en mis sueños para destrozar la realidad

Pero seguía siendo yo, al fin y al cabo, renovado y sin querer vivir

El gran secreto que pocos comprenderán es opuesto al supuesto cielo

.

En la cárcel me liberé a mí mismo del modo menos natural e inhóspito

Las llagas bajo mis manos señalan el comienzo del nuevo mundo

Alertados han sido los prisioneros de mi huida, pero nadie prestó atención

Ilusos los humanos quienes niegan la autodestrucción como purificación

.

He visto el abismal sendero del vacío y olfateado la brumosa espesura de la nada

He visto al jinete degollar las cabezas y adornarlas para luego pulirlas

He estado consciente todo el tiempo de no ser yo mismo hasta hoy

Y he amado el instinto de sobrevivir para fingir que existo en esta contradicción

.

Libro: Último Suspiro


About Arik Eindrok
Previous

Capítulo III (EEM)

Pensamientos AD16

Next