Persuasión Floreciente

Parece mentira, aunque una verdad tan trepidante no fue antes verdad

El naufragio me condujo hasta la víspera donde me esperaba tu boca escarlata

La devoré sin ningún cuestionamiento, sin importar si era ajena o vetada

La realidad me hizo daño, pero conocerte en aquella fantasía me despertó

.

Vinieron racimos de estrellas para contemplar los espíritus elevados

Éramos casi como un planeta cuya existencia se traspone a la extinción

En la diáfana y selvática furia cantaron encantados los sonidos mágicos

Te abracé solo un instante para poder sentir lo que era respirar sin vivir

.

¡Qué dicha suprema conocerte solo hoy, hacerte mía lejos de aquí!

Escanciar la fruición agotadora de tus formas perfectas y cautivadoras

La plenitud de cada caricia ocasiona vértigo y deseos de no regresar

Ya no he de volver a la humanidad, quiero contigo romper el sello

.

Muéstrame aquel paisaje de exótica y mística espiritualidad añorada

Ilústrame con cada nueva y estrafalaria manera de superar la simplicidad

Tú, que te parapetas bajo el fuego de los dioses y exhalas el vapor de la creación

Permíteme arañar más allá de mi constitución, róbame el alma sin precaución

.

Quiero comer tu carne y beber tu sangre, rozar la perfección de tu encanto

¿Qué podría otorgarte en mi retrógrada mente que pudiera encender tus labios?

¿Cómo conseguiría hacer arder el símbolo sexual que escondes bajo el nacimiento?

Es probable que sea un lobo solitario que vagará persiguiendo tu infinito pigmento

.

Enigmática sombra que se oculta tras la silueta de una mujer prohibida y sensual

Tus mejillas recobran los lamentos desperdiciados en cada aventura pasada

Tus ojos esconden un demonio capaz de trastornar la bienaventuranza de mi alma

Y tu boca, ¡qué injusta atracción! Pues no ha de poder permanecer intacta para mí

.

Pese a todo, consigo adelantar un poco a los miembros del rebaño atroz

Y, aunque cualquiera puede horadar tu cuerpo, sé que más allá nadie te poseerá

Has desnudado la auténtica entelequia y liberado la incertidumbre de exorcizarte

Te recostaste en mí solo para consolarme, ahora fluyes hacia el próximo raptor

.

Libro: Corazones Pegajosos


About Arik Eindrok
Previous

Pensamientos AD15

Pensamientos EHD4

Next