, , ,

Catártica Separación

La felonía supuso la sempiterna ruina ante la cual no logré permanecer

Tu boca en la sombra de alguien más desfragmentó el símbolo del amor

Mis lánguidos ojos, al contemplarte, en el acto estallaron; y yo temblé

¿Era este el divino momento de decir adiós? O ¿de conferir perdón?

.

Soy solo un mentiroso, un vil propagador de la ignominia más ruin

Que en ti ha creído atisbar la más elevada forma de humana existencia

Y, en aquellas noches ya olvidadas, ha colocado su miserable fe

Buscando sin cesar el remedio para detener la intromisión del caos

.

¿Qué habrá sido de todos los juegos y días asesinados hasta hoy?

Me pregunto si, en el silencio y en la muerte, vagarán los sentimientos

Es siniestro intuir los cambios que darán forma a la última verdad

¡Qué enterradas están las promesas cuya falsedad no es novedad!

.

Yo presencié la lóbrega y sabia catarsis de la belleza decadente

En aquellos momentos hubiese deseado alterar las probabilidades

Al menos así el dolor no habría perforado mis insulsas ilusiones

Contigo siempre fue real lo imposible, pero terminó en tragedia

.

Habrá discursos por todas partes acerca del hechizo incoherente

Porque el mundo acabó para mí con el torbellino de tu partida

Las arenas vetustas se agitaron arrancando cualquier máscara

El cambio venía ya, pero me negaba por miedo a la sombría soledad

.

El vapor marchitó las mariposas dentro de la caldera refulgente

Vacío silencio apareció donde otrora figurasen nuestras homilías

Se acabó tan pronto el fragmento de felicidad invocado en la fuente

Languideció la brisa que transportaba nuestros sueños y entelequias

.

¿Dónde se hallará la magia esfumada de los corazones pegajosos?

¿Permanecerá un tenue hilo del destino cuyo olor absorbimos?

¿Se repetirá hasta la divergencia la desgastada alabanza final?

Me gustaría saber si realmente fue a propósito tu deceso espiritual

.

Haré lo que sea necesario para opacar la sombra de tu vil recuerdo

Crearé un mundo donde el dolor alimente el progresivo complemento

De ti he recibido la magia del encuentro y el amor que muere macilento

No estaba preparado aún, pero debía salir de la cueva y volver a ser yo

.

Para: ella, mi eterno e imposible amor…

Libro: Corazones Pegajosos


Si te ha gustado un poco lo que has leído aquí, puedes apoyarme con un donativo. Con ello, me ayudarás a continuar con mis escritos y también a difundir el mensaje que quiero dar al mundo entero. ¡Muchísimas gracias por tu tiempo!

About Arik Eindrok

Deja un comentario

Previous

Pensamientos OH8

Pensamientos AD9

Next