,

La Restauración

Morador de las más desquiciantes colecciones y aficionado de los hierofantes

Un cultivador insaciable de antiguas y poderosas magias cuya devastación ignoraba

Pero persistente en los propósitos sublimes de alcanzar un conocimiento no humano

Un buscador de la verdad sin importar todos los escombros bajo los que yaciera

.

Los hambrientos se hacinaban alrededor esperando una muestra de su sabiduría

Mas a todos rechazaba por su asquerosa ansiedad de aquello con tangible valor

Notaba, con una punzante tristeza, que a esta raza solo le interesaba lo banal

Aquellas estrechas mentes y corazones endebles continuaban en lo aborrecible

.

Proseguía la inexpugnable tarea de purgar los mundos con la luz suprema

Artista inigualable de pinturas cuyos matices igualaban la perfección del cosmos

Infatigable escritor de versos cuyo resplandor destrozaba las tinieblas mundanas

Músico de melodías idílicas cuyos sonidos desnudaban la siniestra estirpe humana

.

No se rindió jamás, ni siquiera cuando el caos suplicó a la muerte para opacarle

Tampoco cuando el tiempo se contrajo en todas las dimensiones para extinguirle

No cedió ante las bestias legendarias que robaron las almas a los monos imberbes

Mucho menos permitió que arrebataran su espíritu los instauradores del nuevo orden

.

Solitario y asiduo visitante de las inhóspitas cadenas rocosas del éter insalubre y atroz

Coleccionador de volúmenes extraños cuyas páginas asustaron a los mortales ignorantes

Hermosos hechizos coronaron la única posesión: su mente y su deslumbrante poder

Monos sin alma, ¿por qué ante tal ignominia han sucumbido sin cuestionar ni combatir?

.

He visto su martirio y me he asqueado de su existencia trivial y pútrida cual ninguna otra

Socorrería a cualquier insignificante gusano antes de conseguir la restauración de su ciclo

Pues en tan infecta materia han remojado todas sus extremidades con un placer inaudito

La reconstrucción de su mundo sería para él una tragedia en la restauración sublime

.

Libro: Irrefrenable Tristeza


Si te ha gustado un poquito lo que has leído aquí, y si puedes y quieres, puedes apoyarme con un donativo. Con ello, me ayudarás a continuar con mis escritos y también a difundir el mensaje que quiero dar al mundo entero. ¡Muchísimas gracias por tu tiempo!

About Arik Eindrok

Deja un comentario

Previous

Pensamientos ES6

Ilegitimidad Dañina

Next