,

Mundana Distopía

Aparecía súbitamente entre seres cuyos espíritus habían sido arrebatados

¡Oh, gloriosa muerte! ¿Por qué no quitas de mi vista a estos miserables?

¿Es este el mundo en donde se supondría arribaría el dios del humano?

Me quedaría ciego antes de continuar lacerándome con sus asquerosidades

.

Infames hombres de rodillas adoraban a la corrosiva esclavitud que los agobiaba

Maltrechas depravaciones sin sentido divagan en sus mentes más entorpecidas

De cualquier modo, terminaban sucumbiendo ante el poder del atroz y el falso dios

Cúmulos de gente se aglomeraban para recibir el esperma en forma de dinero

.

¿Cómo se podría que ellos escucharan lo que tanto se añoraba predicarles?

¿Cómo sería concebible que ellos intentaran usar su intuición ante la mentira?

¿Cómo se intentaría crear un hermoso paraíso donde existiera la eterna paz?

¿Cómo se rellenarían sus mentes vacías de consciencia y de auténtica libertad?

.

Maldita y desdichada impotencia que corrompía la sublimidad al tornarse vil

Inservibles serían todas las encarnaciones rodeado siempre de estúpidos títeres

¿Podría concebirse como real el andar de criaturas tan putrefactas y pérfidas?

¿Es que esto era la creación o tan solo la más baja y patética forma de vida?

.

Preguntaba a los sublimes y nada se escuchaba sino truenos y llantos contumaces

Todo el dolor era a causa de estar vivo, lo cual no había solicitado ni requería

Al saberme en tal condición, sobrevino la inmediata esperanza del suicidio adorado

Quería, cuanto antes, abandonar la estrechez y la náusea que la existencia me producía

.

En realidad, ellos no eran sino una asquerosidad confinada al averno recalcitrante

Y sus mentes eran las más vacías; ni siquiera albergaban la más mínima sabiduría

Imposible era admirarlos, pues el más brillante de ellos era solo otro mísero adoctrinado

Usando los ojos de dios, jamás se entendería el porqué de su abyecta existencia

.

Pero imposible resultaría otorgar libertad y muerte al que adoraba su vil condena

De nada serviría malgastar saliva en aberrantes, mediocres y descuartizados cerebros

Cuando hasta los espirituales tesoros serían para ellos nada sino simples locuras

Cuando por fin se comprendía que el mundo humano sería por siempre la misma basura

.

Libro: Irrefrenable Tristeza


Si te ha gustado un poco lo que has leído aquí, puedes apoyarme con un donativo. Con ello, me ayudarás a continuar con mis escritos y también a difundir el mensaje que quiero dar al mundo entero. ¡Muchísimas gracias por tu tiempo!

About Arik Eindrok

Deja un comentario

Previous

Perpetuidad

Decantación Inmanente

Next