,

Pensamientos EHD1

Estoy cansado de todo, en verdad de todo. Estoy cansado de la humanidad, de la existencia, de la vida, de la muerte, de mí y, en resumen, ya estoy también casando de estar cansado.

.

Esos pequeños episodios de supuesta felicidad no fueron sino el preámbulo de esta noche suicida donde estrello mi sangre contra los inefables labios de la muerte, que tan implacables se extienden por todo mi ser y me escupen en el vacío de mi última encarnación.

.

Todos somos miserables en cierta medida. El simple hecho de existir siendo humano ya es algo deplorable, algo que no podemos quitarnos de encima por más que intentemos. Sin embargo, sí se puede luchar contra ello y reducir esa naturaleza miserable al mínimo, aunque sea lo último que los humanos, en su ignorancia, lleguen a concebir.

.

Mientras existan humanos, existirá pseudorealidad. Mientras se exista, existirá absurdidad.

.

Por desgracia, la existencia será siempre así mientras no tengamos el valor de deleitarnos con el sublime beso del suicidio. Acaso incluso ni siquiera la muerte pueda concedernos escapar de esta miserable condición humana, lo cual completaría el infernal ciclo de esta tortura divina llamada por los cuerdos creación.

.

Sería bastante triste que, al morir, no pueda deshacerme de todo lo que soy. La verdad es que he depositado todas mis esperanzas en ello, o al menos las pocas que me quedan. Sí, la muerte es ya lo único por lo que vivo.

.

Libro: El Halo de la Desesperación


Si te ha gustado un poco lo que has leído aquí, puedes apoyarme con un donativo. Con ello, me ayudarás a continuar con mis escritos y también a difundir el mensaje que quiero dar al mundo entero. ¡Muchísimas gracias por tu tiempo!

About Arik Eindrok

Deja un comentario

Previous

Limbo de felicidad

Explosión

Next